Recuerdos Culinarios - Sandwich Helado

Dos obleas crocantes como las galletitas Ópera argentinas pero sin ser tan dulces, y en el medio tres sabores de helado: frutilla, crema y chocolate. Fresco, clásico y delicioso. Una manera única de tomar -¿o será comer?- un helado. No hay nada, absolutamente nada que iguale el "sánguche" helado. 



2 comentarios:

  1. no se humedecía la oblea?????

    yo le haría un baño de chocolate también XDD

    ResponderEliminar
  2. Sabés que no? El Sánguche helado hecho con amor y mantenido siempre a la misma temperatura no deja que la oblea se humedezca.

    La idea de bañarlo en chocolate está buena, pero pensá que suele comprarse en la calle, y comerse "al paso" (como un helado de Mc Donalds) y ya con chocolate me suena algo un poco más sofisticado.

    Igual, habría que probarlo...
    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar